Lunes de pesadilla por bloqueos; se repiten hoy

Lupita Flores / Juan Lagunas
Amenazan este martes con volver a cerrar arterias al no haber recibido respuesta
Manifestaciones de «Jóvenes Construyendo el Futuro», ejidatarios y «amilcingas» desquiciaron la ciudad
También, en los municipios de Jiutepec, Yautepec y Jojutla hubo quejas por cortes en el programa federal

Lunes de pesadilla por bloqueos; se repiten hoy
CAOS VEHICULAR
Ayer fue un día de bloqueos; el primero inicióa las 8 de la mañana y fue simultáneo en la Avenida Plan de Ayala y Teopanzolco; el segundo, en El Polvorín; y el tercero en el Crucero de Tejalpa en Jiutepec, aunado al tráiler que quedó varado en la Paloma de la Paz y finalmente, la presencia de las estudiantes de la Normal Rural “Emiliano Zapata” de Amilcingo. Foto: Oksana
Lunes de pesadilla por bloqueos; se repiten hoy
Lunes de pesadilla por bloqueos; se repiten hoy
Lunes de pesadilla por bloqueos; se repiten hoy

Cuernavaca se vio desquiciada ayer en distintos puntos por manifestaciones varias y otros motivos, llevados a cabo por distintos grupos; uno de ellos advirtió que repetirá acciones similares este martes. Presuntos afectados por haber sido eliminados del programa "Jóvenes Construyendo el Futuro", normalistas provenientes de Amilcingo, y ejidtarios de Jiutepec generaron un pesado caos vehicular por varias horas, en horarios y puntos diferentes, con lo que se afectó a decenas de miles de habitantes.

Desde temprano, y al menos por nueve horas, beneficiarios del programa del gobierno federal comenzaron su bloqueo en avenida Plan de Ayala de esta ciudad capital, con el objetivo de denunciar la supuesta corrupción en uno de los proyectos emblemáticos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Cabe notar que este sector de presuntos afectados también se manifestó y cerró vialidades o casetas de peaje en los municipios de Jiutepec, Yautepec y Jojutla.

Cerca de las 8 de mañana de este lunes, al menos 900 beneficiarios bloquearon la avenida citada, a la altura de la plaza Arcos Cristal, para reclamar que fueron dados de baja del programa. Por la tarde, movieron su protesta a la misma avenida, pero en el entronque con la autopista. Tras más de nueve horas de manifestación, y al no recibir respuesta oficial, levantaron el cierre vial, pero amenazaron con volver este martes y radicalizar sus acciones.

Con el bloqueo de vialidades, los jóvenes denunciaron actos de  corrupción en el programa, así como el uso de éste con fines políticos, del partido en el gobierno, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

De acuerdo con los inconformes, el argumento del responsable del programa presidencial en la entidad, Miguel Ángel Rabadán Castrejón, es que las empresas Iwed Conceps y DC Jiménez, donde laboraban los sedicentes afectados, no calificaron para estar dentro del proyecto.

Pero los jóvenes acusaron que se “busca bloquear a las empresas para llevar a los beneficiarios a negocios que son de gente o simpatizantes de Morena”.

Gloria Patricia Montufar Bahena, que pertenece a ese programa, dijo “estamos indignados, ya que estamos a seis días de cobrar nuestro trabajo que ya realizamos durante el mes y, de la nada, nos dijeron que nuestra empresa fue declinada”. En ese sentido, acusó de este suceso a Rabadán. Describió que ella se dedica a la “… cuestión administrativa. Estoy en la empresa ‘Jiménez’; y, de la nada, nos dijeron que está declinada”.

Por su parte, Jehú Eduardo (de los mismos apellidos) externó que pertenecen a diversos consorcios: “… de igual forma, es el mismo caso; simplemente, nos dicen que nos sacan de la empresa; no entendemos el porqué”. Agregó que sus reclamos han sido “de manera pacífica”; y, al no hacerles caso, “entonces, llegamos a este momento, porque sí se nos hace algo injusto… fuera de lo normal”.

Asimismo, expuso que es injusto que, de “un día para otro, nos digan que estamos despedidos, cuando el proyecto y las órdenes directas del señor presidente (Andrés Manuel López Obrador) es que nos tengan empleados”. Cuestionó que, tras el suceso, hay “cuestiones políticas”. Por ende, hizo un llamado a “todos los jóvenes que están igual o peor; en situaciones más vulnerables que nosotros”. Adujo que tienen el “respaldo” de otros muchachos.

En entrevista, externó que cuentan, a su vez, con el apoyo de la compañía: “nos sentimos a gusto; nos han tratado bien; no vemos el caso por qué irnos a otro lado o por qué despedirnos”. Emitió un mensaje a sus colegas: “no están solos, tienen todo nuestro apoyo”.

Denunció que a algunos les han quitado la “tarjeta de cobro, y se están quedando con ese dinero”. A ellos los conminó a que “alcen la voz. Acá estamos todos para apoyarnos y para hacernos escuchar, realmente”. Precisó que se trata de “mil jóvenes, que fueron despedidos igual…”; empero, por “miedo a represalias, no están aquí”. “Estamos aprendiendo; estamos ganando, y se nos hace algo injusto”. Recalcó que hay “compañeros que no vinieron, por la pena, por el miedo a ser reprimidos”.

De acuerdo con la vocera de los jóvenes inconformes, Gloria Patricia Montufar Bahena “existen testimonios de jóvenes que los mandan a hacer encuestas, otro tipo de cosas, incluso pertenecientes al partido de Morena. Ésa es nuestra inconformidad, no queremos cambiar porque nosotros estamos a gusto en tiempo en horarios, en la empresa en la que estamos”.

En tanto, Rabadán Castrejón explicó que no se desincorporaron a los jóvenes, sino que “al revisar la existencia de las empresas ninguna de las dos fue localizada físicamente, pero tenía inscritos a más de 750 becarios”.

Agregó: “La protesta es en razón de que dos empresas Iwed Conceps y DC Jiménez, entraron a una revisión administrativa, que estamos haciendo en este proceso porque encontramos irregularidades. Ahora les decimos a los muchachos que tienen la opción de cambiarse a otro centro de trabajo, pero no quieren. Nosotros nunca vamos a hacer nada contra los jóvenes”.

De acuerdo con datos de la representación del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, en Morelos hay 3 mil 500 centros de trabajo y 32 mil beneficiarios.

 

“Amilcingas”, ejidatarios, feria y ataque armado

Todo lo anterior se sumó, primero, a la zona afectada por la feria de Tlaltenango la cual, pese a haber ya concluido este domingo, aún representaba ayer el cierre de calles resultante que año con año implica esta actividad cultural, y que provoca en dicha zona siempre una problemática vehicular,

En materia de protestas, un grupo de ejidatarios de Jiutepec bloqueó además por la mañana la avenida Morelos Sur, a la altura de la Secundaria No. 4, ante supuestos actos en su contra por parte del alcalde de ese lugar, Rafael Reyes. También ello significó desquiciar por varias horas dicha arteria fundamental en el tránsito de esta capital. Por la tarde, cerca de ahí, sobre la autorpista México - Cuernavaca, en la zona de la colonia El Polvorín, un ataque armado en contra de una persona también implicó el movimiento de patrullas y cuerpos de rescate en dicho punto.

De particular afectación para los cuernavaquenses fue la llegada, por la tarde, de un contingente de estudiantes de la Normal Rural General Emiliano Zapata, de Amilcingo, en distintos autobuses, los cuales tradicionalmente son secuestrados por la comunidad de esa institución. A su arribo a la zona norte de la ciudad, estacionaron por varias horas las unidades en torno a la Glorieta de La Paz, con lo que se congestionó toda la zona alrededor, con estragos también en la autopista México Cuernavaca y la carretera del mismo nombre, también en las cercanías.

Trasladadas al centro de esta urbe, las popularmente llamadas “amilcingas” expresaron que el gobierno del estado ha “silenciado” sus reclamos. Ante esto, dijeron que “no olvidamos los hechos suscitados hace 43 años, y estaremos en constante lucha por la mejora de la sociedad”.

En sus manifestaciones, que se prolongaron hasta la tarde-noche de este lunes, en la capital del estado, expusieron que no se debe olvidar el asesinato del profesor Vinh Flores Laureano (hace más de cuatro décadas), quien fue “un luchador social, ejemplo del esfuerzo para lograr una educación para el campesinado”.

 

Mantas extrañamente coincidentes

Cabe destacar que las mantas vistas en las manifestaciones de ejidatarios y jóvenes compartían un diseño casi idéntico, con el uso de la imagen de una rata y la cara de los funcionarios a quienes iban dirigidas principalmente las protestas, pese a que presuntamente no había relación entre una y otra. Esto se aprecia en una imagen que aparece en esta misma edición.