Red Hot Chili Peppers… I´m With You

En alguna ocasión el guitarrista de The Who, Pete Townshend, dijo que el atractivo fundamental del rock es que a lo lejos parece ser una pira ardiendo y que, al acercarse más al fuego, es entonces que uno descubre que lo que mantiene viva la llama son cuerpos humanos. Cuando Townshend hizo esta declaración se refería a la linea de vida de los músicos de rock, que al paso del tiempo deben seguir consumiendose a sí mismos ante el riesgo de perder aquello que le da fuerza a su sonido.

Los RHCP en un jam inesperado en Venice Beach

¿A qué viene este inicio? Bueno, a que el pasado 30 de agosto los Red Hot Chili Peppers lanzaron a la venta su décimo album de estudio, titulado I´m With You, el cual desde que fue a dado a conocer el single, The adventures of rain dance Maggie, suscitó toda una serie de preguntas por parte de los fans y los no tan fans de los RHCP, principalmente por tratarse de un sonido más ligero a lo acostumbrado, lo que lleva a pensar que pudiera tratarse de una evolución musical de los californianos, o sencillamente un album de corte comercial hecho para mantenerse vigentes. Yo concuerdo más con la segunda y además opino que este disco representa un momento de replanteamiento para los RHCP como banda, ante la posibilidad de que su llama se esté apagando.

Veamos.

I´m with you se circunscribe a un punto muy específico y complicado de la carrera de los Red Hot, es el album que le sucede al tan criticado Stadium Arcadium, ambicioso album doble que fue señalado constantemente por tener canciones de relleno, que bien podían ser lados b;  Al margen, la salida de John Frusciante puso en la encrucijada a los californianos, quienes incluyeron en su agrupación a Josh Klinghoffer, guitarrista que anteriormente trabajó con Beck y quien acompañó a los RHCP en sus presentaciones en vivo durante los últimos años.

Producido por Rick Rubin, I´m with you es considerado por los RHCP como "un nuevo comienzo"

El album I´m With You se compone de 14 tracks, elegidos de entre al menos sesenta posibles canciones (no necesariamente las mejores, según declaraciones de Anthony Kiedis) y por principio tiene un severo problema en cuanto al desarrollo del disco, y es que parece no llevar un sentido claro, hace altas y bajas emocionales que no encajan entre sí, la tensión se rompe constantemente de una canción a otra y termina por generar la idea de que se trata de un lienzo lleno con parches y no una obra concreta que cuente una historia.

En varias páginas, algunas renombradas dentro del campo del rock, he leído criticas que catalogan al I´m with you como un parteaguas de los RHCP, incluso como su trabajo más maduro, y yo no podría estar más en desacuerdo con estas afirmaciones, a riesgo de hacer enfadar a los seguidores de los Chili Peppers, bajo la premisa de que un buen album debe, por principio, sentirse completo y establecer un fuerte vínculo emocional con el escucha, logros que I´m with you no consigue o medianamente busca conseguir en momentos altos del disco, como es el corte Factory of Faith ( a mi parecer la mejor composición del album) o en Even you Brutus?, pero que se ven eclipsados por un sinnúmero de canciones cargadas a la balada simplona y carente de fuerza.

Los RHCP tocan bien, creo que esa premisa es indiscutible, y en ese sentido incluso añadiría que Flea tiene momentos memorables en este último album y que Klinghoffer no le pide nada a Frusciante en cuanto a interpretación, su estilo de funk tan solo es diferente (quizás menos distorsionado) pero sus contribuciones son relevantes. La cosa que vuelve un album simplón al I´m with you quizás tiene más que ver con la composición misma de las canciones, al uso de recursos pensados para “sonar bien”, pero no para generar una emoción, lo cual se comprueba con la carencia de cortes trascendentes.

Josh Klinghoffer, nuevo guitarrista de los RHCP

A mi parecer, un album cumbre o maduro se da cuando una banda hace lo que mejor sabe hacer… y lo lleva más allá, abriendo nuevos caminos y posibilidades, en este sentido no hay un formula que diga que la madurez se logra siendo introspectivo o siendo alegórico o incluso experimental, pero si queda por seguro que un album maduro no puede ser aburrido, no puede ser una cáscara bella pero carente de emoción. Y I´m with you queda a deber mucha emoción, incluso en sus cortes más profundos, por decirlo de alguna manera, como es el caso de Brendan Death´s song (canción que le dedican a su amigo Brendan Mullen, recientemente fallecido) o en Police Station (punto de inflexión del album que introduce amplios pasajes musicales en piano) se trata de baladas cursis y hasta cierto punto de fórmula, que bajan la velocidad ante la idea de que le dan profundidad al disco, objetivo que no se realiza.

A lo que me refería con la frase de Townshend al principio, es a que las bandas tienen un ciclo de vida humano, sus integrantes envejecen y enfrentan la mediana edad de diferente manera, no todas las historias son como la de los Beastie Boys o la de Depeche Mode, algunas bandas efectivamente empiezan a perder su fuego y a volverse autocomplacientes, como es el caso de U2, que lleva cerca de 10 años componiendo la misma clase de baladas hechas en serie. Los Chili Peppers han tenido momentos más oscuros y complejos, han tenido albumes básicos para el rock actual como es el caso del Blood Sugar Sex Magik o el Californication, no así I´m With you, un disco del cual estoy seguro que en unos años no recordaremos ninguna canción (¿o de verdad les parece que Monarchy of Roses vaya a trascender?), del que no se desprenderá ningún ícono, más que para aquellos que realmente son seguidores de los RHCP y estén dispuestos a perdonarles todo.

No se le puede pedir a una banda tan importante como los Red Hot Chili Peppers que busquen sonar igual toda la vida, ni que busquen ser jovenes por siempre, pero si se les puede pedir una cosa muy sencilla, que disfruten haciendo música como cuando eran jovenes y no dejen de ser honestos.

 

Relacionados: