Artic Monkeys: Suck It And See

Sin permitir que la fama se les suba a la cabeza, el cuarteto de Sheffield ha regresado con una propuesta que no descansa sobre el recuerdo de su album debut, Whatever people say I am, that´s what I´m not, sino que establece un cambio de tempo y de ánimo, un album consistente que da los primeros indicios de una madurez creativa de parte de los Artic Monkeys.

Suck it and See es el cuarto album de estudio de Artic Monkeys

Suck it and See es un disco sencillo, pero para nada un album simplón, y es que en los tiempos de la industria discográfica actual es constante la exigencia hacia las bandas de estar constantemente lanzando material nuevo, lo cual a la postre repercute en la calidad misma de los albumes, eso lo saben los grandes detractores de los Artic Monkeys y definitivamente esparaban eso, que el album de estudio que le sucediera a Humbug del 2009, fuera un pálido retrato de otros albumes, buscando emular la energía y explosividad de sus primeras producciones.

Nada más lejano, Suck it and See es un album que se dibuja en un tiempo presente continuo, es el hoy de los Artic Monkeys que combina sus orígenes impetuosos y a la vez dibuja el bosquejo de un futuro más elaborado, más conciso. Hay quien dice que este nuevo disco es “más beatle que rolling stone“, analogía muy británica que trata de darle coherencia a la construcción musical de Alex Turner y compañía. Más allá de la comparación, Suck it and See se revela como un album con una construcción más cargada a lo melódico, como dan muestra canciones como Love is a Laserquest, The Hellcat Spangled Shalala (canción melosa que no empalaga, complicada virtud) y la homónima Suck it and See.

Se les compara actualmente a bandas como Echo and the Bunnymen y Morrisey

Con un inicio enigmático, definitivamente más calmo que en sus anteriores albumes, los Artic suenan con She´s in Thunderstorms un poco a la guitarra de The Stills en Gender Bombs, una excelente canción del Logic Will Break your Heart, sin embargo, las primeras notas de la voz de Alex Turner nos regresan de inmediato al timbre de los Artic, y abren una serie de posibilidades y promesas sonoras que a lo largo del disco no decepcionan.

Quizás uno de los discos más filtrados en la historia moderna, desde meses atrás se dieron a conocer dos canciones del Suck it and See, se trata de Brick by Brick y Don´t sit down cause  I moved your chair, al respecto cabe agregar que no necesariamente estos sencillos representan el sonido característico del album, el cual parece mantener más bien una línea que empezó a ser trazada en el disco Humbug y que en esta nueva producción va cobrando más y más sentido.

Josh Homme produjo el tercer album de la banda, Humbug

Es en su parte intermedia que Suck it and See cobra su mayor fuerza, con canciones como Library Pictures (el momento más adrenalínico del album), All my own Stunts (definitivamente la mejor canción del disco) con la colaboración vocal del gigante Josh Homme, cantante de los Queens of the Stone Age; Y la balada Reckless Serenade, cínica canción de amor al estilo de Turner.

Probablemente el único punto bajo del album sea Piledriver Waltz, pero no por ser una mala canción, sino por tratarse de una reedición de la canción que interpretó Alex Turner en su album solista Submarine. Más allá de eso, Suck it and See representa otro regreso triunfal de este 2011 y coloca a los Artic Monkeys en un sitio de honor del rock británico.


 

Relacionados: