El Viejo Cuernavaca PDF Imprimir E-mail
Claudia Mariscal   
Jueves, 18 de Agosto de 2011 22:30

Esto de las redes sociales se ha convertido como todos sabemos en un fenómeno increíble; yo como nací un poco antes de lo debido para poder realmente utilizarlas en su máxima expresión, las utilizo poco. Sin embargo, si me han dado un gran número de buenos momentos sobre todo al encontrar a amigos que hace muchos años deje de ver o poder seguir a familias a través de sus fotos y acompañar muchas veces a personas que están muy lejos en su vida cotidiana.

En realidad, en mi caso , su utilización se ha tratado de eso, del reencuentro y de la comunicación a distancia y un ejemplo muy interesante de los que puedo hablar con mucho agrado, es de un grupo que hace poco se creó y al que fui invitada que se llama “El Viejo Cuernavaca”.

Ha sido increíble, por un lado, la cantidad de personas  (4306) que se han incorporado en tan poco tiempo y además, la riqueza de las memorias que se han “posteado”. Es por tanto un hecho que muchas personas de Cuernavaca o que alguna vez vivieron aquí, añoramos muchas cosas que se han perdido en nuestra ciudad y que jamás volverán.

Se nos ha traído a la memoria desde, espacios en calles, escuelas, personas, clubes nocturnos y ha sido un placer volver a recordarlos; además de que se ha convertido en un tema de mesas de café que nos envuelve en los olores y colores de nuestra ciudad de antes. Desde el olor a guayaba, a nanche, las buganvilias, las primaveras, los Helados Virginia con su estelar menú de sabores, como el de elote, aguacate y cajeta, los Tacos de Coyoacán….

El Santa Inés, el Suizo Americano, el  Mama Carlota, los 20´s, el Tabasco Charlie´s, la Peña el Picaflor, las ferias con juegos mecánicos enfrente del Seguro Social y  Cosmita la Niña Víbora que anunciaban todo el día, las yardas de la Plazuela del Zacate, las fiestas de Mafalda y de San Angelos en el Fronton Santa Rita, y del boliche en el Casino de la Selva y los mangos enchilados del Melchor Ocampo y del Pilancón y las carreras de coches en el campo a lado del suizo americano y de los juegos de futbol en las canchas de rio mayo cuando por ahí todavía no era calle y de muchos kinders como el Tinker Bell de la Sra. Raleigh y de todas las gringas que venían en verano y que traían locos a los chavos.

Es importante que nuestros hijos tengan la posibilidad de memorias tan bonitas como las que ahora nosotros estamos pudiendo compartir en el grupo. Cuernavaca debe regresar a la tranquilidad que nos permitía jugar en las calles hasta altas horas de la noche sin que jamás pensaramos en la inseguridad y andar en bici sin peligro de muerte y a ser una de las ciudades que más extranjeros recibía en los meses de invierno y el lugar en donde las colonias como las de los norteamericanos eran de las más grandes de México y en donde las escuelas de inglés eran las más reconocidas en el mundo.

Debemos rescatarla!! 

El Viejo Cuernavaca
Comentarios (0)
Porque nos importa mucho tu opinión deja tu comentario (sólo usuarios registrados pueden dejar sus comentarios)
Última actualización el Jueves, 18 de Agosto de 2011 22:35
 

Deportes y Sociales

¿Cree usted que Matías Quiroz, nuevo secretario de Gobierno, le ayudará al gobernador, Graco Ramírez a reconciliarse con las fuerzas políticas de Morelos?
 
Comparte esta nota en facebook

Medios Reporteros

© 2014 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad